miércoles, 25 de enero de 2012

El Héroe de la Copa


A veces renuncio a la idea de que en el fútbol haya sorpresas. Por eso, aunque casi siempre gane el que se supone que debe hacerlo, cuando no lo hace la emoción es mayor.

Ayer viví a través de la televisión uno de los partidos que mejor sabor de boca me han dejado. Lo cierto es que no soy una aficionada acérrima de ningún equipo, pero la pasada noche sentí esa emoción, esa necesidad de empujar a unos jugadores que son fuertes gracias a su afición.

Además de hacer historia y convertirse en el primer semifinalista de la Copa del Rey, el Mirandés consiguió conquistar los corazones de muchos aficionados al fútbol. Porque aunque sean un equipo modesto, que no pequeño, de Segunda B demostraron que con esfuerzo y calidad humana se puede conseguir hasta lo imposible.

Hoy todos, o la gran mayoría, nos sentimos del Mirandés. Un equipo grande entre los grandes!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada