jueves, 19 de enero de 2012

Unión y compromiso

La lucha, el sacrificio, el compromiso y el sentimiento de creerse fuertes hacen a un equipo grande. Parecen palabras sencillas en la boca de otro, pero la realidad es que están cargadas de un peso excesivo que a veces propicia y desencadena un final incierto.

Los momentos buenos son para disfrutar y soñar, pero con la certeza de haber aprendido la lección. No es fácil ganar y lo es menos asimilar la victoria. Lo importante es comprender que no siempre se gana y muchas veces se pierde cuando menos se merece.

De los momentos difíciles es necesario sacar provecho e intentar aprender que la suerte no siempre viene de cara. La actitud en la mayoría de los casos es más importante que la propia calidad, sea individual o grupal. Y ese esfuerzo que se debe representar no solo en el campo, sino también en las gradas, tiene que ser la clave para que el As Pontes recupere la serenidad y se crea de nuevo que merece permanecer un año más, y los que vengan, en Tercera.

Tras el empate ante el Racing de Ferrol que, personalmente supo a victoria, el As Pontes deberá seguir su camino en esta difícil liga que se prevé dura. El siguiente escollo será el Vilalbés, un más que digno rival que la pasada temporada peleó por lo puestos de ascenso y que está actualmente situado en la cuarta plaza.

No será fácil. Nada lo es. Por eso creo que es necesario depositar la confianza suficiente en nuestros jugadores y cuerpo técnico como la base de esa esencia que se precisa para alcanzar la consecución del objetivo final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada